Contrapartida

De Computationis Jure Opiniones

Número 3953, noviembre 19 de 2018

Es muy importante distinguir entre las personas (a los ojos del Derecho), las organizaciones, las empresas y los establecimientos. Hace pocos anotamos que el recurso principal de una empresa es su organización, es decir, el conjunto de personas que lleva a cabo las actividades económicas.

Durante muchos años se ha discutido como medir el capital intelectual, que algunos piensan debería reflejarse en la contabilidad como un activo intangible. Según dicen Vander Ribeiro Almeida y Ricardo Vinícius Dias Jordão en su artículo Análise Dos Efeitos Do Capital Intelectual Na Lucratividade Das Empresas Brasileiras (Revista Universo Contábil, ISSN 1809-3337, Blumenau, v. 13, n. 4, p. 104-126, out./dez., 2017) “(…) O CI de uma empresa representa a aplicação do conhecimento tácito e explicito (Nonaka; Takeuchi, 1995) que se estabelece em diferencial competitivo, o qual proporciona expectativas de resultados futuros, materializados em desempenho financeiro e geração de valor empresarial (…)”.

Los mencionados autores resumieron su trabajo así: “El objetivo de esta investigación fue analizar los efectos del capital intelectual (CI) en la lucratividad (índices de generación de las ganancias) de las empresas brasileñas. En este sentido, se realizó una investigación cuantitativa, descriptiva y aplicada en las empresas listadas en el BM&FBovespa, basado en datos secundarios, en un corte multisectorial, cubriendo el período 2010-2014, mediante el uso de pruebas empíricas (estadísticas descriptivas y multivariadas), análisis gráfico y regresión con datos en panel. El estudio se justifica por la relevancia del tema, que busca dimensionar la influencia del conocimiento incorporado en el CI sobre la lucratividad organizacional, innovando mediante la propuesta de medición de CI desarrollada y aplicada. Los resultados corroboran y complementan las teorías de contabilidad, finanzas y gestión, demostrando que se podría medir, a través de indicadores, la contribución de IC al desempeño financiero de las empresas brasileñas. Las conclusiones revelaron que (i) el CI influye positivamente en la lucratividad de estas empresas, medida por diferentes métricas, que (ii) las empresas cotizadas en el BM&FBovespa más intensivas en CI presentan lucratividad superior a las demás, (iii) el CI contribuye a una mayor lucratividad, de forma sistemática, a lo largo del tiempo, y (iv) los sectores presentaran índices de CI y lucratividad diferentes entre sí.

El conocimiento puede estar expresado en las cosas, pero solo los seres humanos saben. Más aún, como lo aprendimos de un rector de la Universidad Central, “solo él que sabe, sabe qué sabe; solo él que sabe, sabe qué no sabe”.

La inteligencia (incluida la emocional) es factor de innovación, de creatividad, de comprensión de la vida y sus tendencias. La inteligencia es capaz de aprovechar los nuevos avances de las ciencias, sea en tecnologías duras o blandas. Es necesario procurar que los estudiantes de contaduría adquieran los mayores conocimientos posibles, para que sean factor de progreso.

Hernando Bermúdez Gómez

Las opiniones expresadas en Contrapartida comprometen exclusivamente a sus autores

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *