Un Contador debe ser un líder estratégico empresarial. Un líder estratégico empresarial evalúa la capacidad para responder a problemas comerciales con asesoramiento profesional comercialmente sensato. El éxito se alcanza no cuando se aprenden teorías una y otra vez, sino que proviene de una práctica de preguntas extensas y estructuradas.

Se necesita comenzar a practicar desde el primer día de tus estudios para desarrollar tu técnica y habilidades mientras aprendes, es decir, cuando se aborda un nuevo encargo, analice el requisito para identificar estos seis componentes:

  • Cuál será su papel en dicho trabajo
  • Para quién se realiza el trabajo
  • El encargo requiere elaborar un comentario breve, un informe detallado o una exposición verbal con una explicación y análisis completo
  • Mantenga un diario de los puntos que ameritan mayor análisis y evaluación, focalizándose en las áreas en las que más necesita concentrarse el trabajo
  • El resultado final debe permitir explicar e identificar los hechos o recomendar las acciones a realizar. Se debe aplicar cada una de las cinco (5) habilidades (Comunicación, Discernimiento comercial, Análisis, Escepticismo y Evaluación). El análisis de cada requerimiento ayuda a planificar qué puntos va a hacer y el mejor orden para hacerlos
  • Debe asegurarse que su respuesta sea fácil de leer, explicando un punto por párrafo haciendo referencia a la organización evaluada y ajustando la redacción a la audiencia; por ejemplo, si no son contadores, debe explicar los términos contables. Tómese el tiempo para revisar lo que se ha escrito, las plantillas modelo no son perfectas y no aplican para todos los casos, son una posible respuesta y cada informe será diferente porque cada situación en una empresa obedece a circunstancias particulares, por eso debe discutirlo con sus superiores y compañeros de equipo, para lo cual, es útil obtener retroalimentación.

Por lo mencionado anteriormente, las características más importantes son las aptitudes y habilidades profesionales. La preparación integra habilidades técnicas y profesionales en tareas que requieren la aplicación de sus conocimientos técnicos en el contexto de cada caso empresarial abordado, donde demuestre al menos cinco habilidades profesionales específicas:

Comunicación: significa expresarse de manera clara y convincente según los requisitos que pueda tener para informar, persuadir o aclarar.

Discernimiento comercial: significa tener conciencia del entorno empresarial y externo más amplio y utilizar juicios y conocimientos para llegar a soluciones adecuadas.

Análisis: significa evaluar e investigar, y teniendo en cuenta sus conclusiones, contar con una amplia gama de información para analizar el caso abordado, de modo que pueda hacer las recomendaciones más adecuadas.

Escepticismo: en términos de sentido común ser escéptico significa no tomar la información al pie de la letra, esto implica profundizar en los problemas y la problemática que cuestionan los hechos y la información desafiante para establecer la imagen real de lo que está sucediendo.

Evaluación: significa sopesar cuidadosamente la información brindada para tomar las mejores decisiones; puede incluir la estimación de tendencias futuras o posibles implicaciones para la organización y evaluarlas de forma equilibrada antes de hacer una recomendación.

Se debe entrenar las habilidades y vincularlas conjuntamente con los aspectos técnicos, al inicio, la utilización de preguntas, las cuales necesita comentarios sobre sus respuestas, es para que pueda desarrollar confianza en su capacidad para aplicar las habilidades. Para comenzar a desarrollar sus habilidades profesionales, asegúrese de estudiar el código de ética y habilidades profesionales, debe hacerlo antes de intentar un nuevo proyecto.

 

 

Avatar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *