Sin título-1

Auditoría Interna

En el caso de la auditoría interna, entendida internacionalmente en el presente como una función de evaluación y consultoría en lo que a riesgos y controles se refiere, tiene también la condición de independencia frente a lo auditado.

Es muy similar a la estructura de la revisoría fiscal en cuanto es independiente de la administración pero hace parte de la entidad como tal. Se le entiende como ‘el socio de negocios’ especializado en el aseguramiento interno, independiente de la administración.

La auditoría interna, a nivel internacional, ha ido creciendo en importancia y utilidad práctica y en muchos casos es la líder de la auditoría corporativa y la mano derecha de los comités de auditoría, de alguna manera ayudando en la vigilancia de los auditores externos pero de ninguna manera realizando la auditoría independiente de los estados financieros.

Los estándares internacionales de referencia para la auditoría interna son los International Standards for the Professional Practice of Internal Auditing (Estándares internacionales para la práctica profesional de la auditoría interna), hacen parte de la IPPF (International Professional Practices Framework) [Cfr. https/na.theia.org/standards-guidance/Pages/New-IPPF.aspx], son emitidos por The International Internal Audit Standards Board (IIASB) bajo el auspicio de The Institute of Internal Auditors, una organización nacida en los Estados Unidos pero actualmente con alcance y reconocimiento global.

Los estándares internacionales de auditoría interna definen auditoría interna como: “Una actividad independiente y objetiva de aseguramiento y consulta, concebida para agregar valor y mejorar las operaciones de una organización. Ayuda a una organización a cumplir sus objetivos aportando un enfoque sistemático y disciplinado para evaluar y mejorar la eficacia de los procesos de gestión de riesgos, control y gobierno.”

A nivel internacional la auditoría interna es una profesión diferente a la profesión de los contadores públicos.

Frente a los estándares internacionales la solución en Colombia implica profesionalizar a los auditores internos o, si se prefiere, dejar que la revisoría fiscal realice las funciones de auditoría interna.

Claro está que el problema que aquí enfrentan los legisladores es que las organizaciones van a hacer valer su ‘autonomía administrativa’ y no se van a dejar imponer instituciones legales para el manejo autónomo de sus funciones (Cfr. Gobierno Corporativo).

Esta es la razón por la cual en la práctica empresarial se ve tanta variedad tanto en los sistemas organizacionales como el los profesionales que usan para el desarrollo de sus funciones de auditoría interna.

Otras Partes del Documento

http://aprendeniif.com/revisoria-fiscal-falta-voluntad-politica/

http://aprendeniif.com/revisoria-fiscal-y-auditoria-de-estados-financieros/

http://aprendeniif.com/revisoria-fiscal-y-cumplimiento-normativo/

 

Contador público, teólogo, especialista en revisoría fiscal y auditoría externa. Trabaja como profesional independiente, realiza trabajos de consultoría y asesoría en los sectores privado y público a nivel nacional e internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *