contenido 1

Cambios en Estimaciones

El párrafo 10.15 de la NIIF para las pymes, cita: “Un cambio en una estimación contable es un ajuste al importe en libros de un activo o de un pasivo, o al importe del consumo periódico de un activo, que procede de la evaluación de la situación actual de los activos y pasivos, así como de los beneficios futuros esperados y de las obligaciones asociadas con éstos.

Los cambios en estimaciones contables proceden de nueva información o nuevos acontecimientos y, por consiguiente, no son correcciones de errores. Cuando sea difícil distinguir un cambio en una política contable de un cambio en una estimación contable, el cambio se tratará como un cambio en una estimación contable.

Generalmente entre un periodo y otro se pueden llegar a dar cambios en las apreciaciones  y/o evaluaciones que una entidad  haya realizado; Este tipo de cambios generalmente  son causados por factores, o elementos que no son controlados de forma directa por la empresa, elementos como la Vida útil de un activo, el Deterioro de Activos, el Valor residual de un activo, fluctuaciones en el mercado, entre Otros, hacen  que las estimaciones efectuadas con anterioridad, tiendan a cambiar, esto implica que deben de realizarse ajustes contables, sin embargo este tipo de ajustes de hacen forma Prospectiva, es decir, hacia el futuro, ya que se presume que la entidad no contaba con la información suficiente y necesaria, para que el valor de una estimación fuese inalterable. Esto quiere decir que los cambios en estimaciones contables no requieren ningún tipo de ajuste Retroactivo.

Hay que hacer claridad en que un cambio en una política contable, no es igual a un cambio en una estimación contable, lo cual implica que un cambio en una política contable si puede generar un cambio retroactivo, es decir, un ajuste contable desde la fecha en que se estableció la política contable.

La Corrección de ERRORES

El párrafo 10.19 de la NIIF Para Pymes cita que: “Son errores de periodos anteriores las omisiones e inexactitudes en los estados financieros de una entidad correspondientes a uno o más periodos anteriores, que surgen de no emplear, o de un error al utilizar, información fiable que:

(a) estaba disponible cuando los estados financieros para esos periodos fueron autorizados a emitirse, y

(b) podría esperarse razonablemente que se hubiera conseguido y tenido en cuenta en la elaboración y presentación de esos estados financieros.”.

Según lo anterior, se corregirá el error de forma retroactiva, es decir, mediante reexpresión de los estados financieros afectados como si ese error nunca hubiera ocurrido

 

En el caso en que una entidad, posea información suficiente para tomar una decisión acertada, sobre un suceso económico, y no lo haga, o lo haga de forma equivocada, estará incurriendo en un error, que requerirá que se hagan ajustes retroactivos según corresponda.

Podemos citar entre como errores los siguientes ejemplos:

  • errores aritméticos
  • errores en la aplicación de políticas contables
  • la inadvertencia, negligencia o mala interpretación de hechos
  • Incluso el hecho de encontrar fraudes

Hay que aclarar que las diferencias de registro contable, entre las NIIF y las normatividad local, no se pueden considerar como un error contable, ahora bien, el realizar registros para satisfacer requerimientos tributarios o buscar beneficios fiscales, si se considera un error, lo cual suele ser muy habitual, ya que las entidades optan por anteponer el marco tributario antes que la técnica contable.

Este Editorial contó con el apoyo de:

 

a micolta

Andres Felipe Micolta Arboleda
Asistente de Consultoria en
BLA Ltda Business and Legal Advisories

 

Conferencista Internacional de Estándares Internacionales (NIIF-IFRS) y en Temas Tributarios Contador Público con estudios de Maestría en Docencia Universitaria en la Pontificia Universidad Javeriana de Cali. Certificado por la Organización Internacional ACCA en presentación de Información Financiera Internacional para las PYMES (IFRS for SME) y NIIF Plenas (IFRS Full).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *