Cuando se realicen importaciones o compras de mercancía y materia prima en moneda extranjera a crédito, la variación o volatilidad de la divisa (positiva o negativa), no afectará el valor de los inventarios; teniendo en cuenta que deben afectar los resultados, ya sea ingreso o gasto por diferencia en cambio, dependiendo el caso.

El párrafo 30.10 establece lo siguiente:
“Una entidad reconocerá, en los resultados del periodo en que aparezcan, las diferencias de cambio que surjan al liquidar las partidas monetarias o al convertir las partidas monetarias a tasas diferentes de las que se utilizaron para su conversión en el reconocimiento inicial durante el periodo o en periodos anteriores, excepto por lo descrito en el párrafo 30.13.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *