Mantengo la posición que es muy diferente atender a un microempresario y convencerlo de la aplicación del estándar internacional para pymes (NIIF PYMES),  que a una pyme como tal, ya que  en muchas ocasiones estas ya cuentan con departamentos organizados de administración, contabilidad e inclusive auditoría interna.

Mi artículo se concentra en el microempresario,  en el más pequeño, el que siente que esto es una simple excusa para sacarle más dinero del que la economía ya contraída le resta en los haberes de su empresa.

Estamos claros ( o eso pienso yo ) que  los que conocen los estándares internacionales de información financiera saben que en más de 120 países del mundo se solicitan y aceptan como principios de elaboración de la información financiera las NIIF PYMES emitidas y revisadas por el IASB (International Accounting Standards Board).  Excelente !!! Eso lo sabemos nosotros, los que estudiamos, aplicamos y asesoramos sobre estándares internacionales pero ¿qué hay con el microempresario al que se le debe requerir información financiera de propósitos generales bajo estos mismos estándares?

Imagínate tratando de convencer a ese microempresario que tienes en la cartera de clientes de tú oficina contable , si esa que hoy diriges y  que con tanto sacrificio montaste . No es fácil hablar de normas IFRS  con un pequeño cliente que como tú comienza a andar por estas aguas que algunas veces se sienten profundas y turbias todo con el fin de que  reporte bajo normas internacionales, pensando él ( tú cliente )  que es la mejor calculadora humana existente y que todo lo que está en su roto y arrugado cuaderno es el santo grial de la contabilidad y la información financiera.

La primera fase que vas a enfrentar es la “negación” , esa etapa en la que el cliente  te repite de mil maneras y de mil formas que es demasiado pequeño, para llegar a ser una pyme, que no necesita ni le interesa algo diferente a que le lleves los cálculos para efectos de los impuestos ,que de hecho espera que usted le baje de una manera drástica  como si ser contador fuese el homologo a un mago; tu cliente se extiende explicando  que en la cocina está su esposa, que en el mostrador sus dos hijos y limpia el local un compadre, es decir, está convencido que no es ni siquiera una pequeña entidad, porque esto es un negocio familiar nada mas.

En algunos países como es el caso del mío Venezuela , el estándar de las NIIF pymes es aplicable en los principios locales conocidos como VEN NIF ( esto se debe a que no utilizamos sólo la norma IFRS , sino que le agregamos al embrollo los boletines de aplicación emitidos por la FCCPV, es decir,  le debemos sumar los requerimientos locales al internacional ) , bueno, el asunto es que definimos como pyme  también a una microentidad. Existen otros países hermanos ( Colombia)  que aunque están bajo NIIF Pymes y decidieron dejar un pequeño “grupo” de estas pymes fuera de la obligación “GRUPO #3” que al ser micro entidades no las obligan o no se les solicita que su información financiera esté bajo propósitos generales en IFRS, sino que pueden mantenerse en sus anteriores principios contables locales ; desde mi punto particular es como decirle a un niño ven acá no vallas a la escuela hasta que necesites valerte por ti mismo, cuando llegue el momento ese pobre muchacho va a llevar mas trancazos que gato ladrón, así sucede con una microentidad , si no la tratas con el estándar emitido por ellas y para ellas  (NIIF PYMES) tomando como base la guía para microentidades, cuando llegue el momento y ella crezca va a tener que dar cambios con los que  le va a costar adaptarse cuando tenía desde el inicio una herramienta que haría la preparación de su información financiera de propósitos generales mucho más adaptable a la realidad que enfrentará al crecer, pues al final nadie empieza una empresa siendo una multinacional si no pregúntenle a Coca Cola o a Microsoft por ejemplo que empezaron en garages.

Cobra fuerza e importancia la necesidad de convertirnos en agentes motivadores y de información sobre el estándar internacional , ayudando a las entidades que nos contratan para los servicios contables y financieros que el estándar lejos de complicarles la vida les ayudara a mantener un lenguaje claro, comparable al momento de preparar sus cifras.

Es aquí en donde debe darse el fundamento de calidad para convertirte en un asesor financiero de una “MICROENTIDAD”, por ello es muy importante comenzar definiendo a tú estimado cliente pequeñito muy pequeñito  que, aunque él no lo crea se encuentra bajo los estándares internacionales de información perfectamente definido así:

“Una micro entidad es normalmente una entidad muy pequeña con transacciones sencillas que habitualmente tiene las características siguientes:

(a) pocos empleados y a menudo gestionada por el propietario;

(b) niveles bajos o moderados de ingresos de actividades ordinarias y activos brutos;

y (c) no: (i) tiene inversiones en subsidiarias, asociadas o negocios conjuntos; (ii) mantiene o emite instrumentos financieros complejos; y (iii) emite acciones u opciones sobre acciones para los empleados u otras partes a cambio de bienes o servicios” (ESTO SIGNIFICA QUE NO UTILIZA SECCIONES ESPECIFICAS DE LA NIIF PARA PYMES COMO LA 12, 14,15,26 y me parece muy importante que sepas que esto hace que su proceso sea increíblemente más fácil de implementar que en una pyme).

Esta definición se encuentra en la GUÍA PARA MICROENTIDADES QUE APLIQUEN LAS NIIF (2009) y que aún está vigente ya que no ha salido la edición correspondiente a la versión 2015, esto significa que, aunque es una Guía y no sea la norma como tal fue emitida por la Fundación IFRS con el fin de que el proceso de implementación de los estándares internacionales en micro entidades sea un proceso amigable y comprensible.

Al explicarle a “tu cliente” que existe una manera adecuada de información financiera se revelaran dos situaciones interesantes: 1) que él no está solo y que su actividad influye en el desarrollo económico mundial, por lo tanto aquí no se trata de que si eres un asesor de micro entidades debes ser malo o limitarte a simples registros sin buscar darle un valor agregado ya que a medida que “Giuseppe” crezca tu crecerás con él por lo que resulta imprescindible que comiences a capacitarte y a trabajar tanto la microempresa de “Giuseppe” como la de tus otros clientes bajo IFRS o NIIF  y 2)no puedes bajo ninguna circunstancia convertirte en un copia y pega, porque la información de las micro entidades varía aunque puedan existir similitudes en algunas legislaciones, se dan tratamientos especiales que influyen en la presentación de información financiera con propósitos generales

Cuando por fin ese cliente que tienes resistiendo a las IFRS ha aceptado que debe cambiar a estándares internacionales  así su empresa funcione en  45 metros cuadrados, tenga  un grupo de trastos y equipos remendados y una nómina volátil dependiendo como esté el camello (trabajo) , comienza el proceso de transición, en el recomiendo, que conozcas la micro entidad para saber que secciones afectan o influyen en la preparación de la información financiera.

” prueba superada” 

Cuando el trabajo de implementación de IFRS se ha logrado en una entidad que es considerada ” MICRO” sentirás una mezcla de orgullo y temor porque ahora tendrás que ser más preciso al producir los informes financieros de propósitos generales, se acabaron los documentos con dos hojitas llenos de cifras y sin una explicación de que significaban las mismas.

Las IFRS vinieron para quedarse, para avanzar, para re dimensionarse y con la aceptación de las mismas el nivel de los profesionales de la contaduría publica debe rayar a la excelencia así trabajes con la más micro de las entidades posibles.

AHORA A REPORTAR!!!

Deseo  que te enfoques y no olvides que la entrega de tu trabajo, es lo que marca el final de implementar el estándar en un período, el resumen de lo que hiciste y que concluye es:  “EL CUERPO DE LOS ESTADOS DE INFORMACIÓN FINANCIERA”  y que NO DEBE TRANSFORMARSE JAMÁS  en una resma de papel impresa sin fundamento  y SÍ en información financiera de propósitos generales.

Si utilizas el tiempo en prepararte de manera adecuada en estándares internacionales y no solo a limitarte a comprar un software que te resuelva el problema de calcular hiperinflación (sección 31 que es el caso de Venezuela , el único país que aplica esta sección de la NIIF PARA PYMES ) o impuestos diferidos (sección 29) aplicable en todos los países que asumen el estándar NIIF PYMES , estarás en condiciones de darle una sabia explicación de la información financiera que estás entregando.

De lo contrario tendrás esa penosa respuesta que ya he presenciado en diversas oportunidades, en donde, el profesional que ha realizado el proceso de aplicación de NIIF pymes lo que ha hecho es copiarse de políticas y notas de otros  y que empeora  cuando  lo que escribe no coincide ni cercanamente con la realidad financiera de la micro entidad o pymes  que está invirtiendo recursos para entrar a los estándares internacionales.

No hay necesidad de que “EN POCAS PALABRAS PASES LA PENA (O EL OSO) DEL AÑO” recuerda que  las notas son el producto de un buen trabajo de implementación de NIIF pymes.

Y RECUERDA QUE:

“LA INFORMACIÓN FINANCIERA DE CALIDAD DISTINGUE A UNA PYME DE LAS DEMÁS”

1 comentario

  • Me gustó mucho el artículo, precisa y aconseja la actitud que debe tener el profesional para tratar con micro empresarios que en la realidad miran como ‘innecesario’ la aplicación de las NIIF en sus compañías poniendo como excusa su tamaño.
    Gracias por el artículo, saludos desde Perú.

    Israel Encarnación Soto Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *